Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dijous, 21 de desembre de 2006

Com posar fi al terrorisme islamista?

L’Islam moderat pot ser la clau per derrotar-lo, escriu Daniel Pipes:
Esta agresión no es producto de algún impulso perverso por causar daño de manera gratuita; tampoco procede de la religión del Islam, que apenas hace una generación no inspiraba tal criminalidad. En su lugar, resulta de ideas políticas.

Las ideas no tienen ningún papel en la criminalidad común, que tiene fines puramente egoístas. Pero las ideas, normalmente las que tratan de cambiar el mundo radicalmente, son centrales para el terrorismo, especialmente en su variedad suicida. Al contrario que el resto de nosotros, que generalmente aceptamos la vida tal y como es, los utópicos insisten en construir un orden nuevo y mejor. Para lograr esto, exigen todos los poderes para sí mismos, mostrando un tétrico desprecio a la vida humana, y albergan ambiciones de extender su visión globalmente. Existen varios planes utópicos, siendo el fascismo y el comunismo históricamente los más influyentes, cobrándose cada uno de ellos decenas de millones de vidas.

(...)

La forma más eficaz de contraterrorismo no combate a los terroristas, sino las ideas que les motivan. Esta estrategia implica dos etapas principales. En primer lugar, derrotar al movimiento islamista igual que fueron derrotados los movimientos fascistas y comunista - a todos los niveles y de todas las maneras, haciendo uso de todas las instituciones, públicas y privadas. Esta tarea recae principalmente en los no musulmanes, siendo las comunidades musulmanas generalmente incapaces o reticentes a purgar sus propias filas.

En contraste, solamente los musulmanes pueden llevar a cabo la segunda etapa, la formulación y expansión de un Islam que sea moderno, moderado, democrático, liberal, sociable, humano y respetuoso hacia la mujer. Los no musulmanes pueden ayudar aquí distanciándose de los islamistas y apoyando a los musulmanes moderados.

L’article original en anglès, aquí.