Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dimarts, 30 d’octubre de 2007

Canya als AlGorers!

El professor Eduardo Ferreyra, president de la Fundació Argentina d'Ecologia Científica, replica punt per punt l'article "Certezas e incertidumbres del calentamiento global" publicat a "El Mundo" pel catedràtic de Física de la Universitat de Alcalá de Henares, Antonio Ruiz de Elvira, en el que criticava durament les declaracions de Mariano Rajoy sobre el canvi climàtic.

Estoy entre muy contento e indignado. Muy contento porque si aumenta la cantidad de este tipo de propagandista del calentamiento global Goreano, los escépticos podemos irnos a dormir sin frazada y tomarnos esas vacaciones en el Caribe con que tanto soñamos. Sobre todo viendo que los huracanes en esa región son cada vez menos y de menor intensidad.

Pero indignado porque la prensa se presta para darle cabida a las declaraciones de alguien que debería comenzar por mirarse al espejo con mayor frecuencia. Pero sabido es que los periodistas saben de climatología como el catedrático de marras. El diario El Mundo de la “madre patria” publica las decla-raciones del Sr. Antonio Ruiz de Elvira, sobre los dichos del presidente del PP, Partido Popular español, Mariano Rajoy, quien dijo que “no tenemos que hacer del calentamiento el gran problema mundial.” Esa herejía es imperdonable para los fóbicos del calentamiento global catastrófico –porque sabrán ustedes que hay un calentamiento global que sería altamente beneficioso para la humanidad, si no fuese que desgraciadamente está llegando a su fin.

Dice nuestro adoquín con pelos en El Mundo y parece un mal chiste de gallegos.

"El Señor Rajoy opina que “el cambio climático no puede convertirse en el gran problema mundial”. Al hablar así muestra su total desconocimiento del tema, de manera que lo que mejor podría haber hecho era callarse, porque uno no debe de hablar de lo que desconoce."

Como dije, y podrán los lectores comprobarlo, la caridad bien entendida comienza por casa, y el Sr. Ruiz de Elvira podría haber seguido su consejo y evitarse el papelón del siglo al mantener su bocaza cerrada. Se despacha Ruiz de Elvira:

"Podemos vivir en nuestro planeta porque su atmósfera hay una cierta cantidad de CO2, entre 180 y 280 partes por millón. Estas moléculas impiden que parte del calor que emi-te el suelo y la superficie del mar escape hacia el espacio, y así mantiene una tempera-tura que permite la vida. "

¿En qué época de la historia humana vive Ruiz de Elvira? Parece que alrededor del año 1650, más o menos, época en la que dicen que esa era la concentración de CO2 en la atmósfera. Según nos mues-tran las mediciones del observatorio del Monte Mauna Loa, en las islas de Hawai, los niveles de CO2 actuales andan por los 380 ppm. Es seguro que le echarán la culpa al redactor que transcribió las declaraciones de don Antonio, y hasta puede llegar a perder su puesto. No se puede hacer quedar tan mal a un catedrático que, seguramente, sabe de lo que está hablando. Pero, ¿realmente lo sabe?

"Si aumenta el número de moléculas de CO2 en la atmósfera aumenta la retención de calor y sube la temperatura media del planeta. Para sabe esto no se necesitan grandes cálculos, y cualquier persona puede entenderlo fácilmente. El ser humano, al utilizar los combustibles fósiles de forma masiva desde hace 200 años, está aumentando el núme-ro de moléculas de CO2 en la atmósfera y está así provocando un aumento de su tempe-ratura: el cambio climático."

Nuestros lectores, si han prestado la debida atención a los estudios que se publican en este sitio web, saben ya bastante sobre este asunto, y recordarán que el CO2 tiene una capacidad logarítmica de retener la radiación infrarroja, y ello significa que a medida de que las concentraciones de ese gas aumentan, esa capacidad de “retención de calor” va disminuyendo de manera logarítmica hasta que, a partir de un cierto valor, cualquier aumento del gas no causa más “calentamiento”. Parece ignorar el Sr. Ruiz de Elvira que la banda del infrarrojo entre 14 y 16 micrones está ya casi totalmente saturada y las próximas duplicaciones de las concentraciones de CO2 causarán aumentos de temperatura cada vez menores hasta resultar despreciables. El gráfico se lo explica:

Figura 1: Efecto logarítmico de elevación de temperatura del CO2

En un volumen dado, las primeras 20 ppm de CO2 elevan la temperatura en 1,55ºC. Una duplicación de nivel de CO2 a 40 ppm provoca un aumento ulterior de 0,32ºC, para un aumento total de 1,87ºC. La siguiente duplicación hasta las 80 ppm produce esta vez un aumento de 0,12ºC para llevar la elevación de la temperatura a 1,99ºC. Cuando se duplica nuevamente la concentración de CO2 a las 160 ppm, la temperatura se eleva esta vez apenas a 0,12ºC y el total llega entonces a 2,11ºC. Por último, una última duplicación hasta las 320 ppm (un poco menos de los niveles actuales) llevará el aumento a 0,06ºC más para el total de 2,17ºC. Es bueno saber que una duplicación más hasta las 640 ppm haría que la temperatura llegase en ese volumen de aire a 2,172ºC, un aumento ulterior de 0,001ºC.

En este punto, muchos se preguntarán: Pero, ¿no es que si no existiese una atmósfera con gases de invernadero, la temperatura de la Tierra no sería de 18ºC bajo cero? Así parece ser. El “efecto inver-nadero” de la atmósfera causa un aumento de la temperatura hasta los actuales 15ºC promedio, au-mento que es de unos 33ºC. Y dado que los niveles de CO2 de 640 ppm han causado un aumento de la temperatura de 2,17ºC, ¿quién es el responsable de los restantes 33 – 2,17 = 31,83ºC? Ustedes ya lo han imaginado; el vapor de agua, y una “ayuda de los amigos argón, metano, óxidos de nitrógeno, azufre, etc.).

Pero el Sr. Ruiz de Elvira se atreve a afirmar lo siguiente:

"Hay un total consenso científico sobre este punto, que relaciona directamente emisio-nes de CO2 (y otros gases) y aumento de temperatura. El calentamiento solar no deri-va de la acción solar. En primer lugar sería una coincidencia totalmente sospechosa, y altísimamente improbable el alentamiento, coincidente con un crecimiento brutal del CO2 en la atmósfera, se debiese exclusivamente a un aumento de la actividad solar que, aunque existe, es demasiado pequeño para explicar la subida desmedida de tem-peratura en la tierra."

¿Total consenso científico? ¿No sabe el catedrático español que en ciencia jamás hubo consenso científico alguno sobre temas que los científicos conocen muy poco? Por cierto que sí lo sabe! Por eso resulta sumamente revelador que el “catedrático”, (ya entre comillas), hable de la existencia de con-senso científico en el calentamiento global en sus declaraciones al diario El Mundo, y diga exacta-mente lo opuesto en su blog en la dirección: http://weblogs.madrimasd.org/medioambiente/ como cualquiera puede comprobarlo:

"El consenso científico en la era de Kepler era que el Sol daba vueltas entorno a la Tierra. El consenso científico en la era de Einstein era que existía el éter. Los consensos no tienen más valor que el que he mencionado antes: Como herramienta para limitar la violencia, pero no son válidos en la ciencia. En la ciencia sólo sirven los datos medidos y las teorías comprobadas en los laboratorios."



Seguiu llegint perquè n'hi ha molt més. (Gràcies T.A.)