Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dijous, 17 de juliol de 2008

...i ara, les balances comercials!

Si les balances fiscals dónen un dèficit important a quatre comunitats autònomes espanyoles, caldrà veure ara si les balances comercials el compensen o no.
¿PERO qué monserga es ésta de las balanzas fiscales? ¿Desde cuándo un Gobierno socialista acepta sin rechistar que los tributos los pagan los territorios y no los ciudadanos? Y aun así, ¿cómo se pueden dibujar aduanas tributarias en una nación que se supone comparte un mercado y una Hacienda únicos? ¿Habrá también balanzas comerciales autonómicas? ¿Y de cuotas de Seguridad Social? ¿Y cómo demonios las medimos? ¿Habrá que volver a los aranceles internos como parte de la recuperación de la memoria histórica?

Vamos a ver; si una ciudadana de Badajoz, que recibe por vía directa o indirecta transferencias de renta procedentes de Cataluña o Madrid, se compra una blusa en Mango, empresa textil catalana... ¿esa transacción en qué balanza se apunta? Cuando la sanidad pública andaluza adquiere sus materiales a fabricantes catalanes o madrileños y los paga con fondos aportados por dichas comunidades, ¿se cuenta ese dinero como pago o como ingreso de quién? Si un gallego subvencionado adquiere un electrodoméstico Fagor, fabricado en una autonomía protegida fiscalmente por concierto, o un mueble valenciano, ¿genera déficit o superávit fiscal? ¿Y si un parado andaluz ingresa su subsidio de desempleo en la Caixa? ¿En qué comunidad se pagan los impuestos de la producción de energía en la central extremeña de Almaraz? ¿Con qué balanza pesamos el intercambio cotidiano de millones de euros circulantes por los mecanismos de nivelación interregional?

Además, cualquiera diría, oyendo a los nacionalistas, que su contribución al presunto superávit fiscal de las regiones más pobres es voluntaria, y hay que agradecerla como si fuesen donativos a una ONG. Oiga, yo no conozco a nadie que pague tributos de buena gana. Se paga porque lo dice la ley, y se paga lo que dice la ley; ni más ni menos, aunque a todo el mundo le parece mucho. Se llama solidaridad, progresividad fiscal, y es un sistema imperfecto pero más o menos justo de redistribución de la renta. Entre personas, no entre territorios, y según cuánto ganan, no según donde viven. A ver si nos enteramos todos de una vez: los catalanes, los extremeños, los andaluces o los baleares tienen derecho a la misma educación o a la misma sanidad no porque sean catalanes, andaluces o extremeños, sino porque son españoles. ¿A que parece claro? Pues algunos no lo quieren ver. Porque no les interesa.