Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dijous, 3 de juliol de 2008

La fi de les FARC


Ingrid Betancourt amb el seu marit després de l'alliberament
L'alliberament d'Ingrid Betancourt és el principi de la fi de les FARC i un gran èxit per a la democràcia colombiana i el seu president, Álvaro Uribe. Un èxit d'aquells que tenen les idees clares sobre com cal actuar amb el terrorisme i les organitzacions que volen imposar les seves condicions per les armes al marge de la democràcia. L'ordinador de Raúl Reyes ha estat el fil que està desteixint les FARC.

Tota la informació des de Colòmbia a Semana.com
La primera pista se la dieron la guerrilla al Ejército, aún sin proponérselo, al haber grabado las pruebas de superviviencia, que fueron incautadas por el gobierno en noviembre del año pasado.

Con esas pruebas en mano, los expertos de inteligencia militar pudieron estudiar dónde estaban los secuestrados, cómo era su entorno y empezaron a seguirles la pista. Por el camino también tomaron la decisión de que era más fácil negociar con los guerrilleros encargados directamente de cuidar a los secuestrados que con los jefes de las Farc. Al mismo tiempo, según información de inteligencia, el apoyo de la tecnología y el know how israelí fue fundamental para realizar este trabajo de espionaje electrónico. Mes a mes siguieron los pasos de captores y cautivos y llegaron incluso a verlos mediante espionaje satelital. Hace como tres semanas cuando ya tenían ubicados a Ingrid y a los estadounidenses, empezaron a pensar cómo realizaban el rescate con cero riesgo.

Las experiencias anteriores no habían sido felices y esta vez no podían fallar. Entonces, según contó una fuente de inteligencia, fue cuando se les ocurrió inspirarse en la operación más sofisticada que jamás había hecho la guerrilla. Fue la trampa que les tendieron las Farc a los diputados de la Asamblea del Valle. Les hicieron creer que eran la autoridad y los estaban salvando de una situación de riesgo en el palacio de la Asamblea en pleno centro de Cali. Todos los funcionarios se subieron al bus sin oponer la menor resistencia y salieron de la ciudad. En realidad eran los guerrilleros que estaban secuestrándolos. Con esto en mente se inició la fase final de la Operación Jaque.

Como los secuestrados estaban separados en tres grupos aislados, a través de la infiltración de las comunicaciones del Secretariado, se logró convencer a alias “Cesar”, y a alias "Gafas", uno de sus lugartenientes, de que era necesario reunirlos a todos en un solo sitio para así poder trasladarlos juntos al sur del país. Aprentemente los engañaron haciéndoles creer que una organización humanitaria prestaría unos helicópteros para llevar a los rehenes a una zona segura. Supuestamente, las órdenes habrían sido dadas por Alfonso Cano, máximo comandante de las Farc tras la muerte de Manuel Marulanda en marzo pasado. De esta manera se coordinó con “Cesar” para que los secuestrados fueran llevados a un lugar sobre el río Apaporis, entre Guaviare y Vaupés, donde serían recogidos por los helicópteros de la supuesta organización humanitaria.

En realidad, los helicópteros eran del Ejército y su tripulación agente encubiertos de inteligencia. La tripulación había entrenado durante diez días en los roles que tendrían que desempeñar como miembros de la organización humanitaria. Llevaban puestos insignias y camisetas con la imagen del Ché Guevara. Los helicópteros, de fabricación rusa, habáin sido cuidadosamente pintados de blanco y rojo por el Ejército. "Llegaron unos helicópteros blancos y depronto se asomaron unas personas totalmente surrealistas", contó Ingrid Betancourt minutos después de su liberación. Según ella les dijeron que los iban a llevar a otra región del país a ver a un comandante. "Nos subieron esposados y eso fue muy humillante", dijo Betancourt. Betancourt explicó que los tripulantes parecían miembros de las Farc y hablaban con confianza con los guerrilleros.


ADDENDA.- Amb una samarreta com aquesta els militars colombians van enganyar els guerrillers de les FARC.