Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

diumenge, 7 de setembre de 2008

Bombardejeu l'Iran ara, siguin quines siguin les conseqüències

No ho dic jo, aquest liberal assedegat de sang i fetge segons el meu cosí, sinó el periodista saudita Saleh al Rashed en un article publicat al diari electrònic egipci Elaph, que recull MEMRI.
"La confrontación es la solución, y no existe ninguna solución sino la confrontación. El juego de la zanahoria y la vara jugado por los Estados Unidos y la U.E. no tendrá efecto alguno.

"En la actualidad, estamos padeciendo dos cosas: Los esfuerzos de Irán [por ganar] hegemonía regional, y sus esfuerzos por imponer su influencia vía sus aliados sectarios - la quinta columna de fundamentalistas árabes chi'itas. Imagínese cual sería la influencia, hegemonía y quinta columna de Irán si esta tuviera una bomba nuclear.

"Quizás es una coincidencia extraña que, esta vez, nuestros intereses estratégicos coinciden con los de Israel. El régimen de los mullahs en Irán son nuestros enemigos, y al mismo tiempo no es un enemigo sólo de Israel, sino de la paz y la seguridad mundial.

"Yo sé que los demagogos árabes se codean juntos indiscriminadamente con cualquiera que esté en contra de Israel y América. Pero no necesitamos ser barridos por estos demagogos al igual que lo fuimos en el pasado. Esta vez, la prioridad absoluta debe estar en nuestra seguridad estratégica en el Golfo que está amenazada por Irán - aun cuando esto venga a expensas de la causa palestina.

"En política, nada impide aliarse con el diablo por la causa de sus intereses. Esto es lo que está confrontando al peligro iraní - el cual está cercano - exige de nosotros. Este asunto, en mi estimado, no puede sufrir retraso o vacilación. Cada día que pasa beneficia a Irán.