Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dimarts, 18 de novembre de 2008

La premsa estrangera a BCN ratifica "The Economist"

La majoria de corresponsals estrangers a Barcelona ratifiquen l'article de "The Economist":

BBC TELEVISION / Gabriela Torres

1. A favor. «El artículo es una radiografía de lo que pasa en España. Puede tener algún error, pero da una idea de lo que ocurre en el país y en Cataluña».

2. Línea editorial. «Cabe recordar que The Economist es una publicación para el público británico conservador, por eso el artículo es más bien general».

3. Arma política. «La politización de la lengua catalana pone obstáculos, pero no la cultura».

4. Caciquismo. «¿Los políticos unos caciques? Yo no hubiera usado esa expresión, pero es cierto que tienen mucho poder».

NEWSWEEK / Eva Wisocka

1. Exageración. «Es una reacción desproporcionada por parte de los políticos catalanes; puedes opinar si te gusta o no, pero no decirlo en los medios».

2. Inexactitud. «En el reportaje de The Economist hay cosas que son ciertas, pero también hay otras tesis que no lo son».

3. Regionalismo. «Es una exageración que no se refleja en la vida, pero sí en la política. Son gobernantes provincianos».

4. Desconocimiento. «Hay un desconocimiento de Cataluña por parte de Madrid, pero también es culpa de los catalanes».

REUTERS / Gudrun Grunke

1. Veraz. «The Economist no se inventa las historias, verifica mucho aquello que publica y hay que pensárselo mucho antes de plantarle cara»

2. Incoherencia. «No es aceptable que vendan un modelo catalán, y luego los políticos lleven a sus hijos a escuelas extranjeras».

3. Ineficacia. «La importancia que aquí se le da al nacionalismo lastra el desarrollo español y catalán».

4. Igualdad. «Si ha de haber café para todos, no entiendo por qué malgastan el dinero en embajadas catalanas».

BBC RADIO / Alex Simpson

1. Nacionalismo. «El problema no es el catalán, sino el nacionalismo (...) Se ha de potenciar el uso del idioma, pero ha llegado a un punto difícil».

2. Problemática real. «La batalla por el uso del catalán está más o menos ganada, pero hay problemas sociales y de ellos prácticamente no se habla».

3. Crisis. «No se ha hablado de crisis, pero sí de la defensa del catalán en la escuela. Se está perdiendo el norte».

4. Estatut. «La reforma me parece correcta, los catalanes han de tener derechos, pero no se han de prohibir otras cosas».

RTL / Martine Audusseau

1. Irreal. «No se ha ido al fondo de la cuestión. Aunque es verdad que hay poca enseñanza en castellano, el artículo dice cosas que no son así».

2. Dictadura. «En Cataluña quizás el nacionalismo sea excesivo, pero es normal tratándose de una región que salió de una dictadura».

3. Plurinacional. «España es un estado plurinacional, muy lejos de Francia, que está totalmente centralizado».

4. Polémico. «Existe un falso enfrentamiento entre Madrid y Barcelona, ya que no se va a desmembrar España».