Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dimecres, 14 de gener de 2009

Càdavers publicables

Arcadi Espada:
El periodismo avanza a paso de pánzer sobre el copyright de los muertos, sobre el dolor de los deudos, sobre costillas, bazos, pulmones y páncreas aislados y exhibidos. ¡Qué días de morbo insomne! Y qué lección moral: por fin el periodismo comprende que los cadáveres que son consecuencia de la violencia son, inexorablemente, cadáveres públicos, porque sólo su luz abierta ilumina con nitidez la cara de los asesinos.

Yo lo celebro. Yo lo celebro sin olvidar cuántas veces la ocultación de las víctimas fue sorda complicidad con los asesinos. Yo lo celebro sin olvidar que sobre esta exuberancia de muerte se ha construido el inmundo concepto desproporción, ah, mis socialdemócratas, "mes semblabes", "mes frères!", que abogan por una cuota de muerte entenimentada, razonable, su poquito de muerte en la justa proporción. Yo lo celebro. Pero sé que en la crisis demi oficio está también el desaliento del ciudadano que mandó a los periodistas a salir al mundo para contar y medir, y hoy percibe cómo hasta los números que manejan son sólo una forma de subjetivismo. Y no sólo eso: su desaliento principal ante el orgullo ignorante y bravucón con que declaran que la objetividad no existe, y asíme vas a poner a cuatro y en portada ese niño muerto del que no hay ni nombre ni condición ni estado ni asociación de víctimas (de ahí que me atreva a plantar cara al deontólogo) pero del que basta saber que es obra y cargo del perro judío. ¡Y ponlo a pelo, sin píxeles!