Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dilluns, 16 de març de 2009

Krugman diu a Zapatero que l'economia espanyola li provoca terror

Europa Press.- El Premio Nobel de Economía 2008 Paul Krugman aseguró hoy en presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que las perspectivas económicas de España "son aterradoras" y por lo tanto son necesarias políticas "drásticas" ya que las convencionales no sirven como salida. "Necesitamos soluciones diferentes y es preciso que los políticos se den cuenta de ello", señaló.
Durante su intervención en el foro 'Innovae: La innovación como solución', insistió en que la situación económica es "especialmente difícil" en España y vaticinó que los próximos años van a serlo "aún más". En ese sentido, ante lo que consideró unas previsiones de crecimiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) "muy optimistas", advirtió de que el déficit va a ser "muy grande" y hay que darle la vuelta a la situación, que será "muy dolorosa".
Además, lamentó que las oportunidades de inversión en España "ya no son tan atractivas" y que estaban sobre valoradas. En concreto, se refirió al 'boom' del sector de la construcción, que una vez llegado a su fin generó una situación "especialmente difícil". En su opinión, la recuperación va a ser muy complicada y como salida es necesario el crecimiento de la innovación. Sin embargo, recordó que "no ha habido una sociedad más innovadora" que la estadounidense en la década de los años '20 del siglo XX, lo que no evitó la Gran Depresión.
"Todo el mundo quiere ahorrar, pero lo mejor sería que hubiera más oportunidades de inversión en soluciones medioambientales, en tecnologías verdes, en tecnologías avanzadas", señaló el Premio Nobel, al tiempo que requirió una sociedad más innovadora, con políticos más innovadores para dar "una respuesta sin precedentes a la crisis".
En ese sentido, dijo que no ha habido la suficiente innovación en Europa y estimó que el Banco Central Europeo "es poco innovador en sus políticas" que deberían centrarse en evitar la deflación que es "muy desalentadora" para la economía.
Paul Kruger indicó que el origen de la crisis financiera internacional está en un "exceso de optimismo", y ahora se vive la situación "más seria" conocida "jamás". De tal modo, recordó que de acuerdo a las proyecciones del FMI las cosas "van a ir aún a peor, pero lo más sorprendente es cómo está afectando a todos los países del mundo". SIN MUNICION PARA LUCHAR CONTRA LA CRISIS
También reconoció que aunque no es la primera crisis económica dijo que "sí es distinta". Así, lamentó que ya no es posible bajar más los tipos de interés, que ya estaban bajos al principio de la crisis por lo que ya "no queda munición con qué luchar mientras la economía sigue cayendo".
En cuanto a las políticas drásticas y reformadoras, Kruger defendió el plan de estímulo económico que se está acometiendo en Estados Unidos, pero vaticinó que incluso si el plan de Obama tiene "éxito" todavía crecerán el paro y la deflación. "Tenemos el problema de una coordinación internacional poco acertada", acotó el premio Nobel, que afirmó que en Europa se está haciendo "menos todavía" que en Estados Unidos para mitigar la coyuntura.
Por otro lado, destacó que una de las principales diferencias de la crisis en Europa y América es que el primero tiene unos programas sociales "más generosos" con los que el ciudadano está más protegido, mientras que en Estados Unidos muchos ciudadanos se están quedando sin subsidio ni seguro médico, por lo que en Europa el "peaje humano será menor".
En todo caso, Kruger recriminó al Banco Central Europeo su falta de políticas innovadoras y alertó de que ahora hay más riesgo significativo de deflación en Estados Unidos, pero avisó de que dentro de un año o dos ese fenómeno puede instalarse también en la Unión Europea. Mientras, subrayó países como Alemania, donde "se está haciendo bastante", y Francia, donde también se está luchando contra la crisis aunque "bastante menos".
Finalmente, ante esta compleja situación urgió a los Gobiernos y a los banqueros de todo el mundo a que "se impliquen a fondo", que sean innovadores y realicen políticas drásticas.