Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dilluns, 1 de març de 2010

Manolo

«Sí. El lenguaje de la paz ha comenzado; constructivo, razonador, a punto de entrar en oídos españoles.»
«Nuestro país, por Real Decreto de las democracias universales fue declarado fascista y los fascistas no merecían sitio en la más superestructura de las superestructuras democráticas.»
«13 millones de españoles votaron en aquella ocasión [referéndum de 1947] y un 80 % votaron sí. Las campañas internacionales no cesaban de vomitar su odio antiespañol. Pero España votaba sí ante la fórmula política que para el inmediato futuro se le proponía.»
«En numerosas capitales del mundo la internacional marxista preparaba cada 18 de julio manifestaciones antifranquistas, en los primeros años incontestadas. No obstante e in crescendo, cada año eran más los lugares en que en la acera opuesta en que discurría la manifestación marxista otro grupo de manifestantes gritasen: ¡Viva España! y ¡Viva Franco! en los más variados idiomas de la tierra.»
«Franco, oponiéndose a todo el clamor levantado artificialmente en el exterior, sobre un cambio político en España pone y, y ya ¿cuántas veces?, los puntos sobre las íes: “Hace falta sustituir una democracia garrula y formalista por otra más sana, sincera y eficaz».
«Desde aquel 18 de julio en que la guerra iniciara su carrera trágica sobre los trigales de España 25 veces más amaneció el 18 de julio. Los españoles han crecido en edad histórica, son más sabios y el sano respirar en un aire calmo. Algo ha cambiado, menos los hechos que la historia escribió en su día y los hombres que ayudaron a realizarlo, que estos no han cambiado lo demuestran esos 35.000 excombatientes que en una tarde madrileña, tarde de julio, traían nieve en las sienes y fuego en el corazón».

Aquestes frases que acabeu de llegir no les va escriure Blas Piñar, José Antonio Girón de Velasco o Emilio Romero. Les va perpetrar Manolo Vázquez Montalbán quan era jovenet i redactor d'un diari falangista. La cosa no tindria més que una importància anecdòtica -tothom té dret a canviar i evolucionar en les seves creences- sinó fos perquè en la publicació del primer volum d'una antologia d'articles de Vázquez Montalbán s'intenta justitificar-ho escamotejant la veritat. Arcadi Espada ha recuperat els 9 articles d'apologia montalbaniana del 18 de juliol i ha posat en evidència a l'antòleg.