Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

divendres, 25 de juny de 2010

Herència keynesiana

Niño Becerra:
“Si no existiese ningún sistema regular de subsidios de paro -o de ayuda a los pobres que sea preferible al suicidio-, un hombre que se quede sin trabajo debe ganarse la vida como sea. (...) Por lo tanto, salvo en condiciones peculiares, una caída de la demanda efectiva que reduce, a su vez, la oferta de empleo en las industrias establecidas, no conducirá al desempleo en el sentido de la inactividad total, sino que obligará a los desempleados a llevar a cabo diversas actividades: vender cerillas en el Strand, cortar leña en el bosque, cultivar patatas en sus huertos particulares (...), es natural calificar estos empleos inferiores como el desempleo encubierto”. Es un fragmento de [la obra de Joan Violet Robinson]: “Essays on the Theory of Employment”, publicada en 1937.

Ya, ya, Joan Violet Robinson era keynesiana, y uno de los objetivos del keynesianismo era liquidar el subempleo, por aquello del crecimiento potencial. La Gran Depresión aguzó un problema, el del subempleo, que ya era una lacra … a las puertas de una crisis sistémica. Por eso el cambio sistémico que trajo nuevo modelo fue en la dirección apuntada por Joan Violet Robinson: acabar con el subempleo, y a partir de ahí en lo que hemos acabado: otra crisis sistémica generada por la evolución de los remedios que entonces se pusieron en marcha para salir de aquella crisis.

Bien, todo lo anterior era para llegar a esta pregunta: se llegó al pleno empleo para crecer al mayor ritmo posible lo más alto posible, y se logró, pero las consecuencias han sido deuda impagable, dependencia de un crédito que ya se ha agotado, armarios repletos de cadáveres financieros, desperdicio de recursos, y una población activa inocupable. ¿Será el subempleo algo consustancial a la raza humana o es que, pura y simplemente existe en cada momento un nivel óptimo de población que en muy raras ocasiones se alcanza?.