Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dimarts, 5 d’octubre de 2010

Els Mossos van rebre ordres de no dissoldre els violents el 29-S

Fuentes de los Mossos d’Esquadra señalaron a El Confidencial que “nos racionaron hasta las pelotas de goma. A la hora de repartir, nos dan un número muy inferior a los que normalmente se suelen llevar en una movida similar”. Irónicamente, estas fuentes aducen que puede deberse al plan de austeridad que la Administración ha puesto en marcha. “Hasta tenemos que comprarnos los chalecos antibalas nosotros, porque no nos los dan”. Y no es broma: los policías catalanes que puedan verse inmersos en un tiroteo no tienen armilla defensora. Tras duras batallas dialécticas con la consejería de Interior, que dirige el ecosocialista Joan Saura, y la amenaza de una huelga, la Generalitat ha ofrecido a la plantilla de policías financiarles el 80% del coste de los chalecos. De momento, los sindicatos han hecho llegar al Gobierno las características técnicas que deberían tener estos artilugios y están a la espera de una nueva reunión para decidir si se acepta o no la propuesta.

De momento, sin embargo, los Mossos d’Esquadra se siente impotentes ante las órdenes que reciben. “Es deprimente que tengas que enfrentarte a grupos violentos y no puedas hacer nada, porque las órdenes que tenemos es de aguantar y jamás atacar, ya que eso se puede considerar provocación”, señalan fuentes los policías autonómicos catalanes.

Además, los agentes achacan a la actuación policial el hecho de que no pudieran presentarse cargos contra parte de los activistas encapuchados que actuaron en los altercados de Barcelona. “Las cosas se hicieron con los pies”, dicen estas fuentes. Quizás por ello fue por lo que sólo 2 de la larga cincuentena de detenidos ingresaron en prisión: César Z. F. y Gociu B. M. por “desórdenes públicos, atentado, lesiones y daños”.