Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dimarts, 18 de juliol de 2006

Què pensen els musulmans?

Per saber-ho, el Pew Research Center for the People & the Press ha fet una macroenquesta titulada "La gran divisió: com es veuen mútuament musulmans i occidentals". L'enquesta s'ha fet aquesta primavera passada en dos grups de països: sis amb població majoritària musulmana (Egipte, Indonèsia, Jordània, Nigèria, Pakistan i Turquia) i quatre d'Europa occidental (França, Alemanya, Regne Unit i Espanya). Daniel Pipes en fa un resum:
La encuesta, que también examina las opiniones occidentales de los musulmanes, arroja algunos resultados que causan consternación, pero en conjunto no sorprendentes. Sus temas pueden agruparse en tres categorías.
Tendencia a las teorías conspiratorias: Ni en una sola población musulmana la mayoría cree que los árabes perpetrasen los ataques del 11 de Septiembre contra Estados Unidos. Las proporciones oscilan de un mínimo 15% en Pakistán que responsabiliza a árabes, hasta el 48% entre los musulmanes franceses. Confirmando las tendencias negativas recientes en Turquía, la cifra de turcos que señalan a árabes ha caído del 46% en el 2002 al 16% hoy. En otras palabras, en todas y cada una de estas diez comunidades musulmanas, la mayoría ve el 11 de Septiembre como una tapadera perpetrada por el gobierno norteamericano, Israel, o alguna agencia.

De igual manera, los musulmanes tienen prejuicios ampliamente contra los judíos, oscilando del 28% de valoraciones desfavorables entre los musulmanes franceses al 98% en Jordania (que, a pesar de la moderación de la monarquía, tiene una población mayoritariamente palestina). Además, los musulmanes de determinados países (Egipto y Jordania especialmente) ven a los judíos de manera conspiratoria, como responsables de las malas relaciones entre musulmanes y occidentales.

Las teorías conspiratorias también hacen referencia a temas generales. Preguntados, "¿Cuál es el principal [factor] responsable de la falta de prosperidad de las naciones musulmanas?", entre el 14% (en Pakistán) y el 43% (en Jordania) culpan a las políticas de Estados Unidos y de otros estados occidentales frente a problemas nacionales tales como la falta de democracia o educación, o la presencia de corrupción o de islam radical. (...)

Apoyo al terrorismo: Todas las poblaciones musulmanas encuestadas muestran una sólida mayoría de apoyo a Osama bin Laden. Preguntados si tienen confianza en él, los musulmanes contestaban afirmativamente, variando entre el 8% (en Turquía) hasta el 72% (en Nigeria). De igual manera, el terrorismo suicida es popular. Los musulmanes que lo consideran justificado varían del 13% (en Alemania) al 69% (en Nigeria). Estas cifras decepcionantes sugieren que el terrorismo por parte de los musulmanes tiene raíces profundas, y continuará siendo un peligro en los próximos años.

Los musulmanes británicos y los nigerianos son los más alienados: el Reino Unido destaca como país paradójico. Los no musulmanes allí tienen opiniones sorprendentemente favorables del Islam y los musulmanes en comparación con el resto de Occidente; por ejemplo, apenas el 32% de la muestra británica ve a los musulmanes como violentos, significativamente por debajo de sus homólogos en Francia (41%), Alemania (52%) o España (60%). En el conflicto de las viñetas de Mahoma, los británicos mostraban más simpatía hacia la postura musulmana que otros europeos. En general, los británicos culpan menos a los musulmanes del pobre estado de las relaciones occidentales-musulmanes.

Pero los musulmanes británicos devuelven el favor con las posiciones más perversamente anti-occidentales que se pueden encontrar en Europa. Muchos más de entre ellos califican a los occidentales como violentos, avaros, inmorales y arrogantes que entre sus homólogos de Francia, Alemania o España. Además, ya sean preguntados por sus posturas hacia los judíos, la autoría del 11 de Septiembre, o el lugar de la mujer en las sociedades occidentales, sus opiniones son notablemente más radicales.