Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dimarts, 29 de gener de 2008

Com els estels

L'amiga d'aquest blog Eulalia Gervás Pabón es presenta com a cap de llista per UPyD per Badajoz. S'estrena en política. En el seu primer discurs, durant la presentació del partit junt amb Rosa Díez, Eulalia va recordar una cosa molt important: tenir el vent en contra no és un obstacle, és la condició per poder volar. Com els estels.

Las pocas veces que se dignan a hablar de Unión Progreso y Democracia, dicen que somos pocos. Bueno, auguraban que seríamos muchos menos de los que ya formamos parte de este proyecto cívico y político, pero les seguimos pareciendo poca cosa. Sin embargo y sin complejos, aquí estamos. Ciudadanos que no se dejan amansar, gente inconformista que está cansada de ser tratada como pueblo y exigen tener representantes políticos con la altura necesaria para tratar con ciudadanos. UpyD no se ha formado para ser complaciente.

En una democracia los partidos políticos son las herramientas que canalizan la participación de los ciudadanos en la vida pública. Pero el ciudadano es el núcleo de la democracia: es aquel que participa, exige, es severo con sus representantes, e intransigente con los malos usos de aquellos a los que ha entregado temporalmente su representación. Porque los gobernantes y el aparato administrativo del Estado y por lo tanto también de las autonomías , están ahí para servir a los ciudadanos y no al revés.

Los ciudadanos que formamos parte de UPYD nos hemos cansado de delegar en otros. Luchamos por la regeneración de la democracia en España, pero también por vergüenza torera: porque queremos que en el Parlamento pueda oírse una voz que merezca nuestra confianza, que no se pliegue al oscurantismo nacionalista, que sea capaz de ser valiente y justa.

UpyD está aquí para decir que la sociedad española no lo aguanta todo, y que no nos mueve la inocencia ni la candidez.

Después de 30 años de democracia, no podemos permitir que la melancolía de ser ciudadanos, sólo por escrito, vuelva a formar parte de nuestras vidas, como ha ocurrido tantas veces en el pasado.

Después de 30 años de democracia, sabemos que hay que luchar por la igualdad, que la libertad conlleva una disciplina, que igualdad y libertad conforman un ecosistema que hay que cuidar como si fuéramos jardineros, porque una helada en primavera puede echarlas a perder.

Upyd no ha dado este paso para hacernos sentir importantes, sino útiles. Los que nos desprecian apagando nuestra voz en los medios o impidiendo que podamos financiarnos del mismo modo que otras iniciativas políticas, olvidan que para volar, la cometa necesita del viento en contra.