Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dilluns, 21 de gener de 2008

El xantatge

Llegeixo a "Freelance Corner" una versió més plausible del perquè Gallardón no va anar finalment a les llistes del PP per Madrid. L'alcalde de la capital espanyola tenia el compromís de Rajoy que aniria a la candidatura en un lloc de sortir, encara que no necessàriament el número dos. Però Esperança Aguirre va aconseguir a l'últim moment la seva exclusió. Amb quin argument? Llegeixin, llegeixin...
Al llegar (es refereix a l'arribada de Gallardón al despatx de Rajoy), le sorprendió hallar que ya se encontraban allí, en la antesala del despacho del Presindente del partido, tanto la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, como el Secretario General de los populares, Ángel Acebes. Rajoy estaba en su despacho, al parecer. Fue una espera breve y, se supone, bastante tensa, más o menos como si Steve Jobs y Bill Gates bajasen juntos en un ascensor; pero lo peor es que lo que Gallardón no sabía es que ambos dirigentes no iban a reunirse con Rajoy, sino que venían de reunirse con él. Él no iba, realmente, a ninguna reunión, sino sólo a que le hicieran un comunicado.

Rajoy salió al rato del despacho con un papel en la mano, papel que leyó de corrido sin interrumpirse y en el cual, en suma, se contenía la negativa final a incluir a Gallardón en la lista, pese a habérselo confirmado semanas antes, todo ello envuelto en palabrería de politicastros (“hay que sumar y no restar, todos deben trabajar por el partido desde sus resposabilidades”, etc.)

Según parece, el alcalde reaccionó desabridamente, preguntándole a Rajoy mientras señalaba a Aguirre:

- Eso ¿lo has escrito tú o te lo ha escrito ésta?

Ahí parece que se organizó la mundial, que hubo gritos y que el Alcalde, fuera de sí, afirmó que dimitiría porque estaba claro que, en su propio partido, no era ni respetado ni querido. Rajoy trató, por lo que se ve, de arrancarle un compromiso de no hacer declaraciones altisonantes por el bien del partido en un momento tan crítico; el Alcalde, sin embargo, ya hemos visto que no pudo aguantarse el genio y ya la mañana siguiente declaró que a partir del 9 lo echaría todo a rodar. Y ojo, porque parece que la decisión, por mucho que diga Fraga, no está descartada.

Pero ¿qué había sucedido en Génova en las horas previas y por qué Rajoy había decidido sacar a Gallardón de una lista para la cual lo había confirmado semanas atrás?

Pues había sucedido que Aguirre le había pedido a Rajoy audiencia para manifestarle que ella también quería ir en las listas del partido por Madrid lo mismo que el Alcalde.

- Esperanza -, le repuso Rajoy -, no sé cuantas veces le habrás encargado a los servicios jurídicos de la Comunidad que estudien la forma en que, siendo Presidenta de la Comunidad, pudieras al mismo tiempo ser candidata al Congreso, y cada vez te han respondido que eso es imposible.

- No me has entendido, Mariano. Estoy decidida a dimitir para ir en las listas, salvo que saques al Alcalde. O los dos, o ninguno.

Parece ser que Rajoy reaccionó airadamente y le vino a decir que si quería dimitir, que dimitiera, pero que él hacía las listas según su leal saber y entender. Pero entonces es cuando Aguirre pronunció las palabras mágicas:

- Mariano, yo manejo Telemadrid, El Mundo y la COPE: tú sabrás si quieres tenerlos a favor o en contra durante toda la campaña.