Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dijous, 17 de gener de 2008

Va ser musulmà Barack Obama?

Ell diu que no. Tot i que el seu pare biològic ho era, encara que no gaire practicant, i que també ho era el segon marit de la seva mare cristiana, Obama assegura que mai ho ha sigut. "Si fos musulmà, no m'importaria dir-ho", ha declarat més d'una vegada. Segons el candidat demòcrata, sempre ha sigut i és encara un cristià practicant. Aquesta polèmica no tindria més trascendència en una societat democràtica si no fos perquè el món musulmà podria considerar que Obama és una apòstata. Daniel Pipes:
...las pruebas disponibles sugieren que Obama nació musulmán de padre musulmán no practicante y durante algunos años tuvo una educación razonablemente musulmana bajo los auspicios de su padrastro indonesio. En algún momento se convirtió al cristianismo. Parece falso afirmar, como hace Obama, que "Siempre he sido cristiano" y que "nunca he practicado Islam". La campaña o bien ignora en apariencia o está inventando al afirmar que "Obama nunca rezó en una mezquita". La conversión de Obama a otra fe, en pocas palabras, le convierte en un murtadd.

Dicho eso, el castigo para la apostasía infantil es menos severo que en el caso de la versión adulta. Como señala
Robert Spencer, "según la ley islámica, un apóstata varón no debe ser ejecutado si no ha alcanzado la pubertad (cf. 'Umdat al-Salik o8.2; Hidayah vol. II pág. 246). Algunos, no obstante, sostienen que debería ser encarcelado hasta alcanzar la edad y después 'invitado' a aceptar el islam, pero oficialmente la pena capital para los menores apóstatas está descartada".

En el lado positivo, si Obama fuera acusado de apostasía de manera prominente, eso plantearía de manera única el problema del derecho de un musulmán a cambiar de religión, cogiendo un tema que se evita sacar a colación a perpetuidad por cualquier medio y llevándolo a primera línea informativa, para gran beneficio futuro quizá de esos musulmanes que desearían declararse ateos o convertirse a otra religión.

¿Pero afectaría significativamente a una presidencia Obama que los musulmanes vean a Obama como un murtadd? El único precedente para juzgar es el de
Carlos Saúl Menem, presidente de Argentina de 1989 a 1999. Hijo de dos inmigrantes musulmanes sirios y esposo de otra sirio-argentina, Zulema Fátima Yoma, Menem se convirtió al catolicismo romano. Su esposa declaró públicamente que Menem abandonaba el islam por motivos políticos -- porque el código argentino hasta 1994 exigía que el presidente de ese país fuera miembro de la Iglesia. Desde un punto de vista musulmán, la conversión de Menem es peor que la de Obama, al haberse llevado a cabo siendo adulto. No obstante, Menem no fue amenazado ni por lo demás obligado a rendir cuentas por su cambio de religión, ni siquiera durante sus viajes a países de mayoría musulmana, Siria en particular.

No obstante, una cosa es ser presidente de Argentina en los años 90 y otra ser presidente de los Estados Unidos en el 2009. Uno tiene que asumir que algunos islamistas le repudiarán como murtadd e intentarán ejecutarle. Teniendo en cuenta la burbuja protectora que rodea a un presidente norteamericano, sin embargo, esta amenaza presumiblemente no supondrá gran diferencia a la hora de cumplir sus deberes.