Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dijous, 29 de maig de 2008

El parto de los montes

Ja ho dèiem ahir: Ibarretxe segueix marejant la perdiu. Avui ho explica millor Joseba Arregui:
Ibarretxe y su Gobierno, el Gobierno vasco en pleno, ha comparecido ante los medios de comunicación, de forma solemne, incluyendo el rojo púrpura de la camisa de Madrazo, para dar a conocer el resultado del parto de los montes, de toda una ingeniería jurídica que lleva ocupando las mentes de nuestros gobernantes desde que decidieron transformar sin cambiar, en lugar de enterrar, el pacto de Estella-Lizarra.

Es un esperpento que ni siquiera debiera merecer el más mínimo comentario el que a un Gobierno que se respete a sí mismo le dé por preguntar a los ciudadanos si quieren que desaparezca ETA. Es un esperpento que un Gobierno formule una pregunta a los ciudadanos sobre una materia en la que no tiene competencias. Es un esperpento formular una pregunta sobre la negociación tras la inequívoca voluntad manifiesta de ETA de renunciar a la violencia: si ETA deja de matar de forma inequívoca, la única forma de mostrar su voluntad inequívoca de hacerlo, ¿de qué habría que hablar con ella? Sólo quedaría la salida de los presos, pero es algo que compete al sistema judicial español, al Gobierno central, al Parlamento español. En lo demás es como preguntar a la ciudadanía si le gustaría ser más rica, tener más sueldo, trabajar menos por el mismo dinero o con el sueldo aumentado. Es como preguntar a los ciudadanos si les gustaría gozar varias veces al año de vacaciones pagadas por el vecino.

Es ridículo ver a todo un Gobierno dedicándose a romperse la cabeza para buscar la forma de que se le dé permiso para proclamar el derecho a la autodeterminación de los nacionalistas, pero sin que se note que lo están haciendo. Es ridículo ver a personas supuestamente serias queriendo hacer algo que saben que no es posible, buscando para ello la complicidad de todos aquellos que no lo quieren. Pensando que no se van a enterar. Pensando que no se acordarán de que deciden permanentemente. Pensando que no se darán cuenta de que les están dando gato por liebre.