Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

divendres, 15 de maig de 2009

Del cap de turc ara se'n diu Julián Reyes

Arcadi Espada:
La invocación de [esa] libertad es puramente extraordinaria en el caso que nos ocupa, porque confiere a los hechos un carácter político, de protesta contra el Rey de España y España misma. ¿Es que acaso el Rey hizo ayer algo? ¿Un golpe de Estado, por ejemplo? ¿Y España? ¿Ha hecho algo últimamente, el animalito? Nada. Por no dar, España no ha dado siquiera la sentencia constitucional al Estatuto, no sea que el Estadio vaya a irritarse. ¿Entonces? Por supuesto, dirían, la protesta es ontológica. Contra el Rey y contra España: por ser. Será ontológica, pero sobre todo es ilógica. ¿Cómo van a gritar contra España y contra el Rey de España los seguidores de dos equipos que acceden a jugar la Liga de España y, lo que es aún más contundente, a jugar una competición que tengo entendido se llama la Copa del Rey, y que el Rey mismo deja en las manos del más fiero de los vencedores a la conclusión? No. Aquí hay un malentendido espectacular. Dos equipos, con su séquito de directivos, jugadores y fanáticos, que estuvieran dispuestos a protestar políticamente contra España abandonarían de inmediato la competición española (ecs) y se negarían a jugar y a vencer bajo la advocación del Rey (puaj). Y haciéndolo consumarían una contundente protesta política de la que en modo alguno la cadena pública podría desentenderse.

Ahora bien, mientras eso no suceda, es decir, mientras la premisa mayor no se cumpla, los insultos están fuera del foco político, son la mera expresión del gamberrismo y nadie, invocando la causa de la libertad de expresión, puede colocar la sintaxis del gamberro en el prime time. Nadie con cerebro y pelotas.