Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dijous, 1 de juliol de 2010

El BCE explica que el 7 de maig la zona euro va estar a punt de la fallida


En el butlletí menusual corresponent al juny d'aquest any, el Banc Central Europeu explica (pàg. 39 a 44) com els dies 6 i 7 de maig la zona euro va estar a punt del col·lapse.
Los días 6 y 7 de mayo 2010, en un entorno de creciente preocupación acerca de la situación presupuestaria de Grecia, los mercados financieros de todo el mundo, pero especialmente los europeos, experimentaron un repentino recrudecimiento de las tensiones que quedó reflejado en una amplia gama de indicadores. Aunque estas tensiones fueron una respuesta a una serie de perturbaciones distintas de las que condujeron a la agudización de las tensiones observada en octubre de 2008 tras la quiebra de Lehman Brothers en Estados Unidos, los acontecimientos de esos días fueron comparables, en algunos aspectos, con el episodio anterior de tensiones, en particular en lo que respecta al súbito cambio de actitud de los inversores financieros y a la brusquedad con la que empezaron a buscar activos más seguros.

(...)

En resumen, las tensiones que se observaron en los mercados de deuda soberana de algunos países de la zona del euro los días 6 y 7 de mayo se propagaron a otros segmentos de los mercados financieros. La volatilidad de estos mercados aumentó sustancialmente y las condiciones de liquidez se deterioraron de manera notable, no sólo en los mercados de deuda soberana, sino también, y en un grado crítico, en los mercados monetarios. Las operaciones en el mercado interbancario se redujeron con rapidez y se incrementó la incertidumbre existente entre las entidades de crédito acerca de la solvencia de sus contrapartes. En consecuencia, se planteó el riesgo de que el funcionamiento normal de los mercados y el primer vínculo del mecanismo de transmisión entre el banco central y las entidades de crédito pudieran resultar perjudicados y de que la capacidad de las entidades, la principal fuente de financiación en la zona del euro, de proporcionar crédito a la economía real pudiera resultar gravemente dañada. Es asimismo probable que el deficiente funcionamiento de varios mercados de deuda soberana en la zona del euro influyera negativamente en el coste de financiación del sector privado, ya que las condiciones de financiación de la deuda soberana suelen servir de referencia para los tipos de interés aplicados por las entidades a los préstamos y créditos.

El 10 de mayo, el Banco Central Europeo, con el fin de restablecer las condiciones necesarias para una aplicación efectiva de la política monetaria orientada hacia la estabilidad de precios a medio plazo, y en particular para ofrecer apoyo al mecanismo de transmisión de la política monetaria, anunció la introducción de varias medidas que incluían intervenciones en los mercados de renta fija pública y privada de la zona del euro (en el marco del Programa para los Mercados de Valores), la reactivación de las líneas swap con la Reserva Federal y la introducción de operaciones adicionales de inyección de liquidez. Tras el anuncio de estas medidas, las tensiones en los mercados financieros se redujeron sensiblemente, aunque no desaparecieron totalmente.