Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dimecres, 7 de juliol de 2010

La classe política, tercer problema dels espanyols

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente al mes de junio, hecho público hoy, ha vuelto a situar el paro y la situación económica como los dos principales problemas de España según los ciudadanos, un binomio que se viene repitiendo desde 2008, pero también ha confirmado a la clase política en la tercera posición, marcando su cota más alta desde 1995 en cuanto al porcentaje de ciudadanos que la menciona como un problema para el país.

La encuesta se basa en 2.479 entrevistas realizadas en 238 municipios de 50 provincias entre los días 2 y 14 de junio, cuando se conoció la segunda bajada consecutiva del desempleo y el fracaso del diálogo social. Eso sí, las preguntas se hicieron antes de que el Gobierno aprobará su decreto de reforma laboral. El margen de error de la encuesta es de más/menos dos puntos.

El paro es citado como un problema del país en el 75,9 por ciento de los cuestionarios, un porcentaje cuatro puntos por debajo de lo registrado en los dos meses anteriores y seis puntos menos que en enero y marzo, cuando alcanzó su cota más alta de los últimos años.

Paralelamente, los problemas económicos son mencionados en el 53 por ciento de las respuestas, por encima de los datos de los últimos meses (este año venía oscilando entre el 45 y el 50,9 por ciento). El récord lo marcó en hace justo dos años, cuando ese porcentaje llegó casi al 60 por ciento.

Estos dos asuntos vienen alternándose al frente de la tabla de los principales problemas del país desde enero de 2008, y tras ellos se han alternado asuntos como el terrorismo, la inmigración y, desde el pasado noviembre, la clase política, que ahora en junio se ha visto afianzada en esta tercera plaza.

A lo largo de estos últimos meses, las menciones a la clase política y a los partidos como un problema venía rondando el 14 por ciento pero el pasado abril ya se marcó un 19,4 por ciento y en mayo un 18,8 por ciento. En el Barómetro de junio se registra el récord del 20,7 por ciento, un porcentaje que no se daba desde septiembre de 1995, en plena vorágine de escándalos y crispación política de los
últimos años de Felipe González (entonces se llegó al 21,5 por ciento).