Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dilluns, 25 de juliol de 2011

El particular "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius" del piscòpata norueg Anders Breivik

Manel Gozalbo
Este manifiesto ["2083. A European Declaration of Independence" de l'assassí norueg Anders Breivik], solo puede representar una ayuda para la policía, y créase que inestimable. Por lo que dice, por cómo lo dice, por lo que oculta y por cómo lo oculta. De existir de verdad ese grupo templario renacido dispuesto a masacrar a cientos de miles de personas, ¿en qué le beneficia la exposición pública de tantas entretelas? Este libro es como un silbato de emergencia que va a poner a cien mil sabuesos a hurgar en él. Las posibilidades de haberla cagado en un texto de 1.500 páginas son enormes, y cagarla significa que la policía —la noruega o la Interpol, si es que es cierto que están repartidos por toda Europa— va a encontrar pistas y cabos sueltos que conduzcan a la desarticulación de esa banda de malnacidos y por tanto de su plan estratégico.

En cambio, si no hay nada más que el particular Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, Oslo, Utoya de Breivik, un mundo fantástico desarrollado a lo largo de muchos años con el único aporte real que es el diario del atentado... ya puede buscar la policía lo que quiera que no hay NADA que encontrar. Los analistas de inteligencia y contraterrorismo se tirarán meses escarbando, chequeando y rastreando en pos de templarios fantasmas para siempre estamparse de narices contra una pared vacía. Si Breivik quiere impulsar su conservadurismo europeo revolucionario (sic), que el libro sea falso no le perjudica en absoluto. Los atentados de Oslo y Utoya han sido reales, y con eso basta. El libro, que reitero que vive en onda larga —20 años, 50 años—, ya tiene así el aura de lo verdadero aunque sea falso en un 90% (todo menos el diario). Pero aun siendo falso, la reputación estratégica y criminal de Breivik puede sobrevivir en onda todavía más larga.

No sería, por demás, un caso único. Ahí están los Protocolos de los Sabios de Sión. Son falsos. Se sabe que son falsos. ¿Unos rabinos conspiradores exponiendo cómo van a subyugarnos a todos los demás? ¿Nos toman por gilipollas o qué? Sin embargo, los malditos Protocolos no han dejado de influir ni de causar matanzas y odios.

Eso mismo busca Breivik con su —reconózcase— abrumador Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, Oslo, Utoya. Su libro tiene más poder siendo falso que siendo verdadero. Un psicópata muy brillante.