Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dijous, 27 d’octubre de 2011

Les polítiques keynesianes, si no generen inflació, no poden reactivar el sector privat

Albert Bertran Pascual:
Las teorías keynesianas se basan en que la demanda pública tire de la demanda privada, pero por lo que hemos visto hasta la fecha, esto no se ha producido por dos motivos:

1º El sector privado está muy endeudado, por lo que hasta que no se desapalanque, es imposible que se reactive y el endeudamiento público que generan las políticas de estímulo fiscal, aún lo pueden dificultar por el efecto crowding out que le pueden hacer al endeudamiento privado.

2º La demanda interna está relacionada con el nivel de inflación, porque cuando la inflación es elevada, los inversores, para protegerse de ella, desvían sus ahorros hacia activos (acciones, inmuebles, etc.); mientras que si la inflación es baja o hay deflación, los desvían hacia pasivos (depósitos, bonos, etc.), lo que tiene efectos sobre la demanda interna.

Por lo que podemos ver, lo que reactiva al sector privado no es la demanda pública, sino la inflación: desapalanca al sector privado, lo que le da más capacidad de consumo e inversión y estimula el consumo y la inversión, penalizando el tener los ahorros en pasivos.

La prueba evidente la tenemos en Japón, donde tienen una deuda pública del 200% del PIB y no han logrado reactivar al sector privado, porque por mucha política fiscal que hagas, si no hay inflación el sector privado no se reactiva.

Y este es el problema en el que se encuentra Europa, Alemania está en contra de que el BCE compre deuda pública de los periféricos, porque podría generar inflación, pero si no se genera algo de inflación es imposible que se desapalanquen, y estimular la demanda, lo que nos está condenado a una situación parecida a la de Japón.

Además, teniendo en cuenta que los EEUU no tienen ninguna manía para monetizar su deuda, pienso que si Alemania no está de acuerdo, lo mejor que podría hacer es salirse del Euro, para que el BCE pueda monetizar la deuda de los periféricos y no querer imponer 20 años de penitencia como los que se encuentra Japón.

Pienso que Alemania ha pasado de un extremo al otro: monetizar su deuda sin límites para pagar las deudas de la Primera Guerra Mundial, a no permitir que lo hagan ahora los periféricos.

Y por experiencia, tendría que saber que sólo hay dos opciones: o se monetiza o se condona, porque es imposible conseguir que alguien haga, lo que es materialmente imposible que haga.

Estoy completamente en contra de la inflación, pero en la situación actual es la mejor solución para que se produzca el desapalancamiento y estimular la demanda interna, especialmente en Alemania.

Aunque como con la morfina es buena para aliviar el proceso de curación, pero no se puede usar durante mucho tiempo, porque genera adicción y cada vez es necesaria más cantidad para conseguir el mismo efecto y podríamos terminar en la hiperinflación.

La inflación puede ser útil para salir de una trampa de liquidez y desapalancarse, pero no se puede usar para financiar el déficit público, ya que entonces es cuando se convierte en hiperinflación.