Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dilluns, 1 de juliol de 2013

Per què Mandela dóna suport a un dictador molt més cruel que els racistes sud-africans?

Mandela fundó una organización dedicada a la violencia. Podría escribir terrorista. Terrorista quiere decir que usa el terror. Y la Lanza de la Nación, brazo armado del CNA, de la que Mandela era comandante en jefe, usaba el terror. Pero dejémoslo en violencia. Se dedicaban a poner bombas y en general al tipo de cosas que se dedican los brazos armados. Ya sé que a veces para combatir a un dictador o a un régimen cruel hay que poner bombas, hay que matar. Yo mismo me paso la vida clamando por una avioneta llena de explosivos para los Castro. Pero me pregunto si Mandela sería el icono mundial, el viejito bueno y santo que es si fuese cubano y hubiera puesto bombas para acabar con la dictadura cubana.

Bueno, si hubiera puesto bombas para acabar con la dictadura cubana lo hubieran fusilado sin más. Ni juicio ni nada. Al paredón. Al carajo Mandela. Cero santón Mandela. Nada de Morgan Freeman. Nada de apología de John Carlin. Nada de jueguitos de rugby. Y García Márquez hubiera firmado una carta justificando el fusilamiento. Y Saramago. Y la crápula habitual. Aplausos. Viva Fidel.

Mandela siempre ha apoyado y apoya a la dictadura cubana. Eso le resta integridad. Lo convierte, a mis ojos, en un cómplice de los Castro. Cómplice de un régimen que ha encarcelado y torturado a hombres tan buenos y tan decentes como Mandela y los ha confinado en agujeros inmundos en los que nunca estuvo Mandela. Hombres que cumplieron más tiempo en prisión que Mandela. ¿Por qué Mandela apoya a un dictador mucho más cruel que los racistas sudafricanos? / JUAN ABREU