Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dijous, 21 de setembre de 2006

L'11-M, tancat a pany i forrellat?

En aquest blog ens hem fet ressò en comptades ocasions de les notícies que publicava "El Mundo" en relació a la trama de l'11-M. Per què? Doncs, perquè ens semblava que la majoria de les vegades eren interpretacions periodístiques enlloc d'informacions objectives prou contrastades. Aquesta vegada, "El Mundo" presenta proves documentals d'una manipulació dirigida a enganyar el jutge instructor. Proves que ha entregat al magistrat, que ara haurà de comprovar la seva autenticitat i investigar-ne els responsables.

L'informe original (PDF, 271 KB) L'informe manipulat (178 KB)

El diari "El Mundo", explica això:
MADRID.- El Ministerio del Interior entregó al juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo un informe de la Policía Científica manipulado para eliminar de él las referencias a una posible relación entre ETA y Hasan Haski, presunto instigador del 11-M.

El documento había sido solicitado a la Policía Científica por la Unidad Central de Información Exterior (UCIE), en el curso de las diligencias practicadas tras la detención de Haski, que se produjo en Lanzarote el 17 de diciembre de 2004.

El 18 de marzo de 2005, la UCIE remitió a la Policía Científica una sustancia hallada en el domicilio del supuesto terrorista. Tres días después, el 21 de marzo, tres peritos firmaron un informe en el que reflejan sus conclusiones tras analizar cinco muestras de la citada sustancia, que identificaron como ácido bórico.

Según el documento, esta misma sustancia aparecía también en otro informe pericial sobre un registro realizado el 6 de noviembre de 2001 en un piso franco de ETA en Salamanca.

En esa fecha, dos miembros del entonces 'comando Madrid', Ana Belén Egües Gurruchaga y Aitor García Aliaga, alias 'Karpetas', hicieron estallar un coche bomba al paso del vehículo del que en esos momentos era secretario general de Policía Científica, Juan Junquera. Éste salió ileso, pero unas 90 personas resultaron heridas.

El piso que el citado comando tenía alquilado en Salamanca servía como centro de operaciones y base para la preparación de artefactos, y en él se localizó ácido bórico, la misma sustancia que fue localizada en el domicilio de Haski.

Las 'observaciones', eliminadas

El informe original de la Policía Científica, en su apartado de observaciones, señala lo siguiente: "Que dado lo poco frecuente en que esta sustancia ha sido intervenida en hechos terroristas y a que nosotros [los peritos] ignoramos su verdadera aplicación en relación con estos hechos, existen varias posibilidades, tales como: conservante de los explosivos de tipo orgánico, enmascarar el explosivo para no ser detectado por los perros especialistas en detección de explosivos, etc., nos lleva a la posibilidad de que el autor/autores de estos hechos estén relacionados entre sí y/o hayan tenido un mismo tipo de formación y/o sean el/los mismo/s autor/es".

Sin embargo, la Comisaría General de Información no remitió este informe al juez Del Olmo, sino otro en el que se eliminaron las referencias al piso franco de ETA y a las posibles vinculaciones entre el 11-M y la banda terrorista.

Además, las firmas de los tres peritos fueron sustituidas por la de Francisco Ramírez, jefe del Servicio Central de Análisis Científico de la Policía Científica, y el documento se fechó el 22 de marzo de 2005, en lugar del día 21.

Si els documents han estat manipulats pels periodistes, caldrà reclamar-los responsabilitats penals. En aquest cas, "El Mundo" s'haurà enfonsat en un dels pitjors escàndols de la història del periodisme modern. Però, si els documents són autèntics i es demostra que hi va haver intenció d'enganyar el jutge, és el govern el que haurà naufragat. I amb ell, tots aquells que s'han conjurat a rebutjar automàticament qualsevol reclamació perquè el Parlament torni a investigar els fets.