Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dilluns, 23 de juliol de 2007

Els mites catalans sobre València

Destinado, sobre todo, a catalanes, de Josep Vicent Boira en La Vanguardia

La Comunidad Valenciana es de derechas. Falso. Es un error recurrente pensar que el voto de las elecciones del 2007 ha sido un voto ideológico, como en Madrid. Más bien ha sido un voto sociológico. Las manifestaciones antigubernamentales del PP en Madrid contra la política antiterrorista o la educación no se han reproducido nunca en Valencia. Que hay gente disconforme con el Gobierno es evidente, pero más con la sensación de abandono de Zapatero (de Madrid, en general). Además, el PP de la Comunidad Valenciana ha sabido proporcionar un mensaje a los valencianos que aunaba lo global y local (en acertada expresión del sociólogo Gil-Manuel Hernández) y que les daba un puesto bajo el sol de la globalización. Se podrá criticar más o menos la forma, pero es indudable que, a diferencia de las izquierdas, sólo el PP ha explicado a los valencianos dónde están y, sobre todo, dónde pueden estar en un mapa mundial de citas deportivas y mediáticas. El optimismo y la confianza venden. La resignación y la resistencia desgastan.

La Comunidad Valenciana monopoliza el discurso hiperbólico. Falso.

A los amigos catalanes, y sobre todo a los barceloneses, habrá que recordarles que la ciudad que primero inventó la idea de la comparación superlativa fue Barcelona.

"Barcelona, la millor botiga del món", fue un lema usado con profusión.

Sus Juegos Olímpicos fueron "los mejores de la historia" y ahora mismo la capital catalana invita a los niños a vivir "les millors vacances del món". ¿Por qué se ve la viga en el ojo ajeno y no en el propio? Al fin y al cabo, es la misma viga. ¿Acaso no ha sido la 32. ª la mejor Copa del América de su larga vida desde 1851?

El Gobierno del PP benefició a la Comunidad Valenciana. Falso. Hablemos de infraestructuras. En el periodo duro de Aznar (1996-2001), la tasa de variación de la inversión en infraestructuras (datos del BBVA), por ejemplo aeroportuarias, fue del 6,2 % en Catalunya frente a apenas un 2,7% en Valencia, siendo muy semejantes en ferrocarriles (sólo medio punto a favor de Valencia) y obras hidráulicas (una décima a favor de Valencia), aunque superiores, eso sí, para Valencia en infraestructuras viarias (1,3% solamente). La inversión en el periodo más reciente no ha debido de ser tan enorme cuando las dotaciones de carreteras por km2de la Comunidad Valenciana son peores que las de Catalunya (2005, anuario de Fomento).

La Comunidad Valenciana es la versión más elaborada del discurso sobre la unidad de España. Falso. El PP valenciano no es el de Salamanca. El PP valenciano es un PP bávaro,regional y regionalista. Y Valencia no es el granero castellano del PP sentado sobre el sepulcro del Cid. Es, por el contrario, la idea más viva de la España regional de principios de siglo XX. Para nación, España, y para patria, la valenciana, como cantan los seguidores de la Mare de Déu dels Desemparats cada año.