Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dijous, 2 d’abril de 2009

El pacte del govern i la banca perquè els preus dels pisos no baixin

El socialisme de Zapatero:
Detrás de esta actuación del Banco de España se encuentra el gran pacto entre el Gobierno, el supervisor y los banqueros para evitar que bajen los pisos, como denunció El Confidencial hace seis meses. Bancos y cajas prefieren engordar sus carteras de inmuebles valorados a precios estratosféricos a la espera de que lleguen tiempos mejores en vez de tratar de venderlos a su precio real, porque las pérdidas por deterioro de activos se llevarían por delante buena parte de nuestro sistema financiero. Y lo mismo cabe decir del crédito promotor cuya garantía en realidad vale mucho menos que el importe del préstamo.

Y ahí está la gran clave de por qué nuestro sistema financiero es aparentemente más sólido que el norteamericano o el británico: allí se les ha obligado a valorar sus activos a precio de mercado (el famoso 'mark to market'), lo que implica que, si un activo no tiene mercado, se valora a cero y el banco asume una pérdida por el 100% de su valor. Eso es lo que ha llevado a las entidades anglosajonas al abismo, lo que ha forzado a su rescate y recapitalización, y la razón por la que Wall Street implora a Obama que suprima el 'mark to market'. Aquí, sin embargo, la manga ancha en las tasaciones permite atemperar el problema, con lo que los bancos y cajas pueden seguir presumiendo de beneficios y de colchón contra la morosidad pese a que se trata de una ilusión meramente contable.

Lo peor de todo es que estas trampas en el solitario tienen unas consecuencias muy graves en la economía real: numerosos economistas y analistas coinciden en que la bajada de los precios de la vivienda es la condición imprescindible para que España pueda salir de la crisis. En consecuencia, cuanto más se tarde en iniciar el proceso, más dolorosa y larga será la recesión. Y más tiempo podrán seguir presumiendo los políticos de que tenemos el sistema financiero más sólido del mundo.