Adéu a Nihil Obstat | Hola a The Catalan Analyst

Després de 13 anys d'escriure en aquest bloc pràcticament sense interrumpció, avui el dono per clausurat. Això no vol dir que m'hagi jubilat de la xarxa, sinó que he passat el relleu a un altra bloc que segueix la mateixa línia del Nihil Obstat. Es tracta del bloc The Catalan Analyst i del compte de Twitter del mateix nom: @CatalanAnalyst Us recomano que els seguiu.

Moltes gràcies a tots per haver-me seguit amb tanta fidelitat durant tots aquests anys.

dimecres, 7 de juliol de 2010

De ridícul en ridícul a la victòria final

Los partidos asumen que hacen el "ridículo" pero mantienen sus discrepancias sobre la manifestación

Barcelona (Agencias).- Los partidos que apoyan la manifestación del próximo sábado 10 de julio han asumido que hacen el "ridículo" cuando discrepan por cuestiones organizativas de la protesta en vez de centrarse en llamar a la movilización, pero al mismo han mantenido sus divergencias, entre claros reproches sobre todo entre CiU y PSC.

La polémica política sobre si la manifestación debe ser encabezada por el presidente de la Generalitat y la 'senyera' o bien por el eslogan 'Nosaltres decidim. Som una nació' (Nosotros decidimos. Somos una nación) prosigue hoy, después de que anoche la entidad organizadora de la protesta, Òmnium Cultural, no aceptase las demandas de Montilla y mantuviese abrir la manifestación con el lema.

En las ruedas de prensa de los grupos parlamentarios, el portavoz de CiU en la cámara catalana, Oriol Pujol, ha sido el primero en criticar a aquellos que ponen en cuestión el lema de la manifestación y ha insinuado que el presidente catalán, José Montilla, no se acaba de creer la protesta del 10 de julio. "La incomodidad aquí muy claramente es la del presidente de la Generalitat y la del PSC, que vive con profunda incomodidad el lema. El presidente de la Generalitat la vive con unos socios del Govern que lo ponen en evidencia. Esto no es muy serio y un poco ridículo, y probablemente esto acaba pasando cuando uno hace algo que no se lo acabara de creer (...) Te acabas metiendo en un lío y acabas estando incómodo", ha criticado Pujol.

La repuesta no ha tardado en llegar y el portavoz adjunto del PSC en el Parlament, Joan Ferran, que ve "intereses políticos" detrás de la decisión de Òmnium, en cuya junta directiva hay afines a CiU. Ferran ha denunciado que "no atender una demanda responsable, razonada y patriótico del presidente catalán es un acto excluyente. No discutimos el lema de la manifestación, que no está en duda (...) Hemos de poner por delante de la manifestación a las instituciones, la bandera y la Presidencia".

En el debate también ha terciado Miquel Iceta, viceprimer secretario y portavoz del PSC, quien ha afirmado que una manifestación "unitaria y de país" no puede negar su papel a la bandera nacional de Catalunya y a sus instituciones, como lo es el Presidente de la Generalitat. "No ponemos en duda el lema ni los organizadores.

Por su parte, el líder de ERC, Joan Puigcercós, ha atribuido a "la pugna" entre PSC y CiU la polémica sobre la cabecera, ha advertido que esto "nos desgasta como país" y ha acusado a sus líderes de moverse por "tacticismo" con un "alto grado de irresponsabilidad".

500 representantes llevando la pancarta y detrás la plana política

Mientras, la nueva propuesta de Òmnium Cultural es que 500 representantes de entidades y partidos que apoyan la iniciativa lleven en primer plano la pancarta con el lema y detrás de ellos vaya la primera plana política catalana con la senyera.